Artículos

Buscar contenidos: haga clic aquí

Reconstruir el equipo

En la escena de las consecuencias de la crisis económica mundial que nos ha impactado a todos, no podemos dejar de poner atención a la necesidad de las empresas de reconstruir sus equipos de trabajo, considerando que ésta, será una prioridad estratégica para el primer trimestre del 2010.

Durante medio 2008 y todo el 2009 los colaboradores de prácticamente todas las industrias hemos vivido, ya de menos, ambientes de incertidumbre y sobre estrés.

Por supuesto que, en aquellas empresas en las que el recorte de personal ha sido una dolorosa realidad, las estructuras humanas del equipo seguramente también fueron derruidas, en aquellas otras en las que no necesariamente se a ejecutado despidos masivos, existe sí un clima de inseguridad laboral, incertidumbre, estrés, desestabilidad, presión y depresión.

En cualquiera de los casos el clima laboral no ha sido el más propicio para el desarrollo personal de los colaboradores, anteponiendo en forma lógica prioridades de índole productivo y presupuestal a la atención de otras, si bien más importantes, menos urgentes en la escena productiva de hoy, las de fortalecer al individuo desde el punto de vista humanístico, valoral y motivacional.

Y nótese que no estoy proponiendo enfocarnos en procesos eufóricos de estimulación emocionalporras y vivas para que en un acto de endorfinas colectivas el grupo “se sienta” equipo. No estimado lector, los procesos de desarrollo humano a los que me refiero son mucho más profundos que un simple y llano “tu puedes… échale ganas”.

Un equipo de trabajo, -ya no digamos uno de alto rendimiento- se arma y consolida encontrando los mejores talentos de cada individuo y poniéndolos a disposición de un objetivo colectivo, el líder entonces, asume dentro de sus principales funciones el de cohesionar estos talentos y capacidades potencializando en sinergia la capacidad individual en el principal activo del equipo en cuestión.

Demos una revisada a “lo mejor de cada individuo” y a la posible cohesión de los miembros del equipo después de la realidad social del 2009:

  • Por un lado, muchos equipos fueron brutalmente desmembrados en consecuencia a los despidos masivos que irremediablemente fueron necesarios para mantener a flote a las empresas, pero no sólo eso…
  • Las personas que quedaron empleadas asumieron cargas de trabajo adicionales.
  • La principal atención durante varios meses no ha sido necesariamente la productividad y crecimiento, sino el mantener el empleo a como de lugar.
  • El colaborador ha vivido un sobreestrés durante meses enteros, por un lado por la carga de trabajo, por otro por el temor a ser despedido, aunado al ahorro en la economía familiar (consciente o inconsciente) que ha generado una disminución lógica en los satisfactores que “dan mantenimiento” a su emocionalidad.
  • La situación en casa tampoco ha sido la más afortunada, ya que si consideramos que 3,000.000 de personas están desempleadas, calculemos cuántas de éstas son “esposos de alguien” o “hijos de alguien” o “padres de alguien”.

Así pues, las capacidades y talentos de cada individuo no sólo se hayan disminuidas en su enfoque y orden prioritario, sino que, en muchos casos y por un auténtico instinto de conservación, han estadodesenfocados del ambiente corporativo, vaya, la mente ha estado enfocada en otras prioridades.

Si bien es cierto que todos los indicadores macroeconómicos globales hablan de la certeza de haber pasado ya la etapa más aguda de la crisis, lo es también que la recuperación se vislumbra en un proceso de mediano plazo.

Una realidad física es que un mismo espacio no puede ser ocupado por dos cosas al mismo tiempo, si la analogía lo permite, estamos ante la disyuntiva de “sacarnos la crisis de la mente para que esta pueda ser enfocada a lo que sigue”. Desde mi óptica, la salida real y tangible de la crisis y de las consecuencias de la crisis se apuntalará en el liderazgo.

Será el liderazgo, el enfoque y convicción del líder y su capacidad de realinear los talentos de sus colaboradores al enfoque productivo lo que permitirá a la postre que las compañías recuperen el camino del crecimiento, pero dicho lo anterior, a priori, suena demasiado subjetivo, suena a “ya dicho”.

Encontrar lo mejor de cada individuo y hacerlo cohesionar con lo mejor de cada uno de los miembros del equipo es una labor basada en estrategia, comunicación y trabajo arduo.

Tendríamos que poner atención en la siguiente check list:

  •  Investiga qué tienen tus colaboradores en su mente… En su corazón, cómo se están sintiendo en su vida cotidiana, en su integración familiar, vaya… Como individuo.
  • Clarifica los elementales de la empresa: Definamos exactamente qué, quién, cómo y cuándo se darán las acciones específicas que pudieran permitir remontarnos en el crecimiento de la empresa.
  • Comunica: Nada dar mayor paz y libera de mejor forma el estrés corporativo que la certidumbre, si compartimos la información en forma eficiente, comprometemos a los informados hacia el enfoque del grupo mismo.
  • Desbloquee procesos emocionales: Es un mito suponer que las personas tienen dos vidas, tienen una sola, lo que les suceda en su vida cotidiana afectará la postura mental y conductual en su trabajo y viceversa.
  • El líder deberá ayudar a encontrar lo mejor de cada elemento y ponerlo a disposición del equipo.

Reconstruir el equipo de trabajo tiene que ver con integración, intimidad, enfoque y alineamiento; no todos los líderes lo saben hacer, no en todos los equipos el líder natural lo puede hacer. De ahí, estimado colega, se abre la enorme oportunidad de participar en el desarrollo de cientos de empresas de diferentes tamaños, somos los consultores, sobre todo los externos, los que tenemos mayores posibilidades de ver“desde afuera” las capacidades y talentos perdidos y regresárselos al líder, para que sea éste quien los cohesione y ayude al grupo a rearmarse como equipo.

Puedo pronosticar que especialmente en este 2010 que todos los esfuerzos y todos los recursos invertidos en la reconstrucción del equipo serán premiados en el impacto productivo de cada organización.

Piensa reflexiona y actúa…

Comments

comments

Otros Posts