La ausencia de valores

Buscar contenidos: haga clic aquí

La ausencia de valores

Todos vivimos con valores. Los valores son la manifestación conductual de nuestra forma de vida, no sólo de nuestras creencias filosóficas, así pues, cuando hablamos de una crisis de valores nos tropezamos en los planteamientos filosóficos y subjetivos y poco concretos. La ausencia de valores no es ausencia de buenas voluntades, ni de buenas filosofías, ni tampoco de dogmas espirituales. La carencia de valores se ve reflejada en la sociedad, en la escuela, en la casa, en el trabajo, en el desuso de las buenas maneras, en una falta de congruencia entre lo que sabemos que tenemos que hacer y lo que realmente hacemos.  La carencia de valores entonces es una carencia de conductas, de acciones prácticas y contundentes que se manifiesta en la ausencia de comportamientos circunscritos a una plataforma filosófica.

No necesitas conocer a alguien para sonreírle, necesitas sonreírle para empezar a conocerlo. Empieza a generar, a actuar.  La recuperación de nuestros valores está en el uso cotidiano que tú y yo hacemos de las conductas.

Piensa, reflexiona y actúa

Helios Herrera

 

Comments

comments

Otros Posts