La actitud que tenemos ante la vida

Buscar contenidos: haga clic aquí

La actitud que tenemos ante la vida

La palabra mágica es actitud. La actitud es la posición no talante que indica humor o postura de ánimo, es la forma en que nos pre disponemos a percibir y recibir la realidad para después generar respuestas generales. Buena actitud, buenos resultados, mala actitud, malos resultados, mediocre actitud, mediocres resultados; es mi actitud ante la vida lo que genera la respuesta conductual de la vida hacia mí persona, hacia mi existencia. La actitud es: empieza a actuar, a hablar, a caminar,  a comportarte como la persona que quieres llegar a ser, aún antes de serlo. Si tu meta es ser el mejor vendedor de tu empresa, empieza a compórtate, a tratar a tus clientes como lo harías si ya fueras el mejor vendedor. Si tu meta fuera ser un excelente padre, una excelente madre empieza a tratar a tus hijos como lo harías si ya fueras un excelente padre o madre.

La actitud es empezar a comportante en todos tus asuntos como lo harías si fueras la personificación de la persona en lo que te quieres convertir; por ejemplo, los jóvenes estudiantes de la carrera de medicina, te has puesto a pensar que desde el primer día de clases van vestidos de bata blanca… ¡correcto! están empezando con  la actitud adecuada, están  haciendo de ellos mismos la personificación de la persona que quieren llegar a ser, están acostumbrándose y generando         las acciones concretas que eventualmente poco a poco, con espacio de tiempo y de persistencia les harán convertirse en la persona que quieren llegar a ser. Comportarte bien cuando te está yendo bien  es muy fácil, pero comportarte bien antes de que el éxito que esperas que llegue ese es la clave de la actitud, empieza a comportarte en todos tus asuntos como la persona que quieres llegar a ser.

Piensa, reflexiona y actúa

Helios Herrera

Comments

comments

Otros Posts