Enfoque y pasión

Buscar contenidos: haga clic aquí

Enfoque y pasión

En medio de la gran euforia colectiva generada por un cierre emocional en el auditorio masivo, el conferenciante con lujo de exhibicionismo y exagerado tono energético, grita al auditorio micrófono en mano: ¡¿Cuál es el mejor día de tu vida?!

El auditorio frenético aclama al unísono: ¡Hoy!
-No, no, no…. Así no- (insiste el motivador impositivo)
-Que: ¿cuál es el mejor día de tu vida?, ¡con fuerza!

Comprometiendo la garganta, intoxicados de endorfina, con la emocionalidad a tope y claro, con la inconsciencia provocada por todo lo anterior, la voz de mil gargantas con fuerza gritan:
-¡Hoooy!-

A lo que el estimulador profesional responde… -“pues apláudete hoy, apláudete fuerte, que hoy y sólo hoy estás vivo, hoy y sólo hoy es el mejor día de tu vida”.-

¡PURA MIERDA!

Puedo entender que no el mejor, el único día que tienes, el que realmente importa sea el de hoy porque es el único que hoy puedes vivir, pero de ahí a pretender que todos los días de tu vida son o han sido “el mejor día de tu vida”; permíteme reiterar: ¡pura mierda!, no es cierto. Hay decenas, tal vez centenas o millares de días en tu vida que simplemente han transcurrido sin pena ni gloria.

Considera cada década (3650 días) que ha transcurrido en tu vida; si como yo estás por ahí de la cuarta década de tu vida, 14,600 son los días que han avanzado en el reloj. Ya sin endorfinas, ¿quieres realmente aceptar la idea de que todos han sido el mejor día de tu vida?

La vida desde mi óptica es el cúmulo de grandes escenas vividas, cuando volteas a tu origen y te llenas de recuerdos puedes hacer una selección de esos “tus mejores días”, y descubres con objetividad que no nada mas no han sido todos, sino que realmente han sido pocos los que destacan, los que hicieron la historia de tu vida. En tu memoria “de entrada” has perdido todos los de tu primera infancia, tal vez el primer día del kínder, el enamoramiento de tu Miss, el primer amigo, el primer noviazgo, el primer beso; el día de tu boda, el nacimiento de tus hijos, la muerte de tu abuela, por supuesto todos tus éxitos profesionales, al igual que todos los fracasos, salud, enfermedad, penas o alegrías. Son muchos, tal vez también son miles, pero no son todos. La magia aquí, es que el común denominador de todos “esos días” es que han sido “el mejor de tu vida”.

En todos, estimado lector, absolutamente en todos (los buenos y los malos, los alegres y los tristes, los para bien y los para mal) hay dos elementos que se repiten: los viviste con ENFOQUE Y PASIÓN.

– Enfoque: toda tu concentración consciente en algo.
– Pasión: toda tu emocionalidad comprometida en ese algo.

La magia de este concepto es que aunque no todos los días son “el más importante”, sí puedes “aderezar” –por así decirlo- conscientemente cualquier día de tu vida (incluso el de hoy); con la certeza plena de que estos dos ingredientes han formado parte de los mejores días de tu vida, incrementando la probabilidad de que el día de hoy se sume al selecto grupo de “los mejores de tu vida”.

Si nos pusiéramos una meta tangible este año y que sólo 1 de cada 10 fueran días significativos para nuestra vida este 2014 y decidiéramos en consciencia vivirlos con enfoque y pasión; yo no sé, estimado lector, cuántos al final del año realmente terminarían siendo “los mejores del 2014”, pero si te aseguro que ni el 10% de estos pasarían a ser “de los mejores de tu vida”.

Si con una meta tangible, objetiva y consciente no logramos significar algunos “mejores días de nuestra vida”, viviendo sin ésta vaga consciencia, son miles los días que simplemente vivimos inmersos en la rutina y en la cotidianeidad. Encontrando más días significativos en los que representan algo negativo o doloroso que en el contra balance de los positivos y agradables.

Te invito a que predetermines al menos, un objetivo pragmático: incrementa los días que vives con enfoque y pasión e incrementarás la posibilidad de tener “el mejor día de tu vida” cada semana, cada mes, cada año… cada vida.

Junto con mi más sincero deseo que encuentres lo que estás buscando, mejor aún: que te pongas a buscar algo , que lo encuentres y que así como yo y el equipo de HH Consultores, tengas y trabajes tu día a día con enfoque y pasión.

¡Piensa reflexiona y actúa!

Helios Herrera

INDICE

Comments

comments

Otros Posts