El recurso del tiempo

Buscar contenidos: haga clic aquí
Siguiente »

El recurso del tiempo

¿Cuántos años tienes? A lo mejor rápidamente contestas treinta, treinta y siete, treinta y cuatro, pero no, yo te quiero preguntar ¿cuántos años tienes? Si tú te imaginas que tu vida es una línea horizontal que nace de la izquierda a la derecha y que termina a los ochenta años y pensemos que a la fecha han transcurrido treinta y cinco, tú contestarías tengo treinta y cinco años, no, no me comprendiste, mi pregunta es ¿cuántos años tienes? Treinta y cinco, cuarenta, cincuenta esos son justamente los que ya no tienes, esos son los que para bien o para mal ya usaste, ya viviste. La pregunta es ¿cuántos años tienes, de cuántos dispones para trabajar, para sonreír, para hacer que las cosas sucedan en tu vida?

De hoy en adelante, esos son los que tienes, esos son los que dispones en tu inventario de vida, amigos se habla desde hace más de quince o veinte años, yo he escuchado en entrevistas, en noticieros, en entrevistas de radio de una famosísima crisis de valores, no es nueva esta frase es una frase hecha, llevamos veinte, treinta o cuarenta años en crisis de valores y cada vez se agrava más, pero ¿qué estás haciendo tú y yo para que esta famosísima crisis de valores desaparezca? Por qué todos nos persignamos y todos nos ponemos a discutir sobre los valores, como si los valores fueran algo subjetivo, algo abstracto o como si fuera un postre en la pared que se pueden emancipar y pueden reflejar nuestra conducta, los valores no es algo aspiracional a lo que queremos llegar, los valores son lo que describe nuestra conducta, los valores vienen de la ética y de la moral ambas son ciencias que estudian el comportamiento estético y en grupo del ser humano, luego entonces los valores es el comportamiento estético del ser humano en forma social, los valores es lo que describe mi comportamiento, no lo que me gustaría llegar a ser entendamos, si tú le preguntas a mis hijos, pensemos que yo me muero hoy, si tú le preguntas a mis hijos ¿cómo era tu papá? Lo que te contesten, esos van a ser mis valores y seguramente te van a decir era entusiasta, era alegre, estaba todo el tiempo enfocado, trabajaba mucho, pero también te van a decir que pasaba poco tiempo con ellos, que estaba mucho tiempo de viaje y la ausencia no es un valor que a mí me hubiera gustado predestinar en mi vida, la conducta cotidiana es el reflejo de tus valores, esta famosa crisis de valores va a dejar de ser famosa y va a dejar de ser crisis al menos en tu casa cuando tú establezcas conductualmente el código que quieras que rija tú vida, ¿hablas con tu esposa, hablas con tus hijos, conviven tiempo, se la pasan viendo televisión, una tarde en familia es sinónimo de ir todos en cine? ¡Ah! bueno entonces estamos conviviendo en forma callada viendo una pantalla, y luego nos quejamos de los valores, si le damos la responsabilidad a la televisión, al cine o a los medios de comunicación de educar y de integrar la familia, pues entonces no, nos quejemos después de esta famosa crisis de valores; yo no le digo que le apagues a los medios, yo lo que digo es que incluyas en tu cotidianeidad acciones concretas que molden los valores que para tu vida y para la de los tuyos sean los que tú quieres ¿cuántos años tienes, de cuántos dispones para trabajar, para sonreír, para hacer de tu vida una experiencia mágica, extraordinaria?

 

Piensa, reflexiona y actúa

Helios Herrera

Comments

comments

Otros Posts

Siguiente »