El mejor en cada puesto

Buscar contenidos: haga clic aquí
« Anterior
Siguiente »

El mejor en cada puesto

El artículo de hoy va dirigido especialmente  a líderes y más específicamente a líderes empresariales, aunque también podría aplicar a padres, a maestros, que también todos ellos en su roles específicos son líderes.

En algún congreso farmacéutico al que tuve la fortuna de ser invitado a dictar una conferencia, el orador que me antecedió compartió un mensaje que me impacto, tanto por su profundidad como por su sencillez, pero más aún por su sentido práctico.

Él decía que es imposible integrar el mejor equipo de trabajo contratando en cada puesto al mejor  hombre del mundo. Lo decía sin apasionamientos y lo decía bien. No puedes conseguir al mejor de los mejores para cada puesto de tu equipo, no vas a tener el presupuesto necesario para pagarles, tampoco el tiempo para seleccionarlos y encontrarlos. Y aunque tuvieras la fortuna de hacerlos coincidir, en poco tiempo la competencia externa haría lo necesario para invitar a alguno de tus talentosos ejecutivos para su propia administración.

Dicho por el CEO (chief ejecutive officer) de una enorme empresa farmacéutica, esa aseveración te hace voltear y poner atención. En dos minutos aclaró que entonces el líder no siempre puede construir el equipo que quiere, pero que siempre puede construir con el equipo que tiene, subrayaba entonces en su discurso:

 

“El líder no siempre puede tener al mejor hombre en cada puesto,

 por eso, justamente por eso, deberá encontrar lo mejor de cada

hombre, desarrollarlo y ayudarle a ponerlo a favor de su puesto y

de su equipo.”

Así, yo creo también que cada maestro no siempre tiene los mejores alumnos, pero puede encontrar lo mejor de los que tiene y desarrollarlo. Lo mismo que un padre, no siempre tiene al mejor de los hijos pero puede encontrar lo mejor de su hijo y hacerlo crecer.

Las exigencias del mundo en el que vivimos actualmente, nos obligan a aumentar nuestros estándares de competitividad tanto en nuestro desarrollo laboral como en general todas las áreas. Por ello considero estimado lector, que es importante que reflexiones e identifiques sin importar el puesto que tengas, qué herramientas de todas las que te caracterizan aportan a tu empresa, qué habilidades tiene cada uno de los trabajadores del equipo para dar y sumar esfuerzos; reconociendo así que sin perfectos, tenemos mucho que aportar y sobretodo motivar en los que nos rodean para estar y vivir una continua evolución de crecimiento.

Ya hemos dejado en claro que es muy difícil, es más, imposible conseguir al mejor para cada puesto pero lo que sí está en nuestras manos es prepararnos cada día por hacer mejor las cosas, esforzarnos día a día por hacer pequeños cambios que sean grandes aportaciones. Todos tenemos grandes cualidades, habilidades y competencias que ofrecer, pero primero debes identificar tus fortalezas, una vez que tienes en claro todo incluyendo tus debilidades, es momento de que comiences a aplicarla en tu vida diaria. Puedes hacer contigo, con las personas de tu equipo, tu familia etc. Lo mejor para cada situación, si tienes bien claro lo que cada quien es y qué puede aportar. Te invito a que trabajes por ser y hacer de todos los tuyos el mejor en cada puesto.

 

¡Piensa, reflexiona y actúa!

Helios Herrera 

INDICE

Comments

comments

Otros Posts

« Anterior
Siguiente »